El “grooming” es la preparación para otros delitos sexuales más graves


¿Cual es el significado del término?
El “grooming” es el abuso de menores a través de medios digitales. Es la realización de acciones deliberadas y preparatorias de otras de carácter sexual más grave. En la práctica, sucede cuando un mayor de edad, utilizando una identidad falsa, toma contacto con un menor de edad a través de alguna plataforma web (generalmente, Facebook). La selección no se hace al azar, el delincuente sexual realiza tareas de inteligencia previas. Las víctimas son niños y niñas de entre 10 y 17 años de edad.

Las cuatro etapas del “grooming”
* Se generan lazos de amistad, utilizando una identidad falsa.

* Se realizan tareas de inteligencia para obtener información relevante del menor víctima de “grooming”. Por eso la importancia de cuidar y restringir la información personal que uno comparte en internet.

* Utilizando tácticas como la seducción, la provocación, el envío de imágenes de contenido pornográfico, consigue finalmente que el/la menor se desnude o realice actos de naturaleza sexual frente a la webcam o envíe fotografías de igual tipo.

* Cuando el menor ya esta en una fase de vulnerabilidad, se da inicio al ciberacoso. La utilización de la extorsión y la amenaza hacia la víctima es la base para poder obtener material pornográfico, o bien el encuentro personal con el menor para concretar un abuso sexual.

Muchas veces, las imágenes sexuales de los menores de edad que se obtienen a través del ciberacoso, se intercambian en redes de pedófilos.

Algunos casos
En octubre de 2009, en Gran Bretaña, un hombre de 32 años (haciendo pasar por un joven de 17) sedujo a través de Facebook a una adolescente de 16. Durante el tiempo que duró la relación virtual, logró enamorarla. Lejos del romanticismo, la historia terminó en una tragedia cuando el acosador citó a la chica, la violó y luego la asesinó.

Amanda Todd tenía 15 años cuando decidió quitarse la vida el pasado 10 de octubre del 2012. Tan sólo un mes antes, subió a YouTube un vídeo en el que explicaba, sin hablar y mediante una sucesión de cartulinas escritas, por qué su vida era un tormento: “Todos los días me pregunto por qué sigo aquí”.

La última cartulina decía: “No tengo a nadie. Necesito a alguien. Mi nombre es Amanda Todd”.

El cuerpo de Amanda fu encontrado el miércoles 10 de Octubre en su casa. Se había quitado la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.