Siete de cada diez chicos sufren el acoso de pedófilos por Facebook

Siete de cada diez menores que abren cuentas en la red social Facebook son molestados por pedófilos que entran al espacio virtual para llegar a ellos en la Argentina. De acuerdo a Rachel Holway, titular de la organización Alerta Vida, al menos un “70 por ciento de los menores que tiene cuenta (en esa red social) padeció algún tipo de acoso sexual por parte de pedófilos”.

“Hay pedófilos que tienen espacios en Facebook con total impunidad, se conectan con chicos cuando quieren y exhiben los símbolos internacionales que los representan”, alertó Holway.

La dirigente social sostuvo que en la ONG que preside se realizaron encuestas en las que se determinó que “siete de cada diez” menores sufrieron abusos virtuales. “Esto es así, es real, y debe ser conocido por las familias, para que se tomen recaudos”, explicó Holway, quien sostuvo que su organización denunció, “sólo en 2012, a 2.200 pedófilos argentinos ante la FBI”.

Se estima que hay al menos cien mil cuentas en la red social Facebook utilizadas por pedófilos argentinos que buscan acercarse a menores que utilizan el mismo espacio virtual.

“Mi propio hijo recibe mensajes, pedido de amistad vinculados con pedofilia. El los reconoce y hasta los denuncia. Pero la mayoría de los chicos no. Y lo peor es que cuentan sus vida, a qué colegio asisten, rindan detalles íntimos de familiares, de sus amistades. Casi todos tienen sus perfiles abiertos, esto significa que cualquiera puede entrar y robarles fotos o datos. No hay cuidados”, advirtió.

Según Holway, “Argentina se convirtió en productor destacado de material pedófilo, y hay gente de otros países que llega acá para generar contenidos, que tienen un mercado enorme”.
La dirigente contó que en Alerta Vida cuentan con un equipo de 250 personas que reciben entrenamiento permanente con el fin de detectar a los abusadores. “Tenemos policías, docentes, abogados, psicólogos, de cualquier rubro, incluso periodistas, que se preparan para cazar pedófilos”, añadió.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*