¿Todo lo que se denuncia por redes sociales es cierto?

Muchas cosas sí y otras no, ni remotamente pero al parecer el solo hecho de estar en una red social le da veracidad a muchas cosas.

Lo que antes se decía, “si está en la televisión es verdad”, hoy se transforma “si está en facebook es cierto”.

Hoy todos son investigadores, una mala cara de una persona, una mirada “perturbadora” puede transformar a una persona común y corriente en un violador, un asesino serial o un pedófilo.

Una foto compartida, una historia creíble, importa poco si es real o no, es lo único que hace falta para que una noticia se transforme en viral, y en “real”.

Los ejemplos son muchos, algunos para recordar como el del encargado de una reserva ecológica de La Pampa, que se lo acusó de “peligroso pederasta”, que se compartío en todas las redes, sin chequear mínimamente si el expediente que se citaba era cierto, y que cuando se verificó ya era tarde, se le había arruinado la vida de una persona y de su familia. (ver: Se viralizó en Facebook una falsa denuncia por abuso sexual)

También una mujer, que luego de ser denunciada falsamente, vive encerrada en su casa por miedo a las agresiones que pueda sufrir ella o sus hijos. (ver: Mujer denuncia falsas acusaciones en Facebook)

O el caso de una madre preocupada, ante la presencia de un supuesto extraño en la salida del colegio de su hijo, subió la foto a las redes, la viralizó entre todas las madres, lo acusó de que “estar merodeando la zona”, sin verificar que la persona estaba ahí ocasionalmente esperando encontrarse con otra persona.
(Ver: Falsas acusaciones en las redes: un caso enciende una luz de alerta)

También se hacen viral casos de supuestas drogas mágicas que afectan en segundos a quien son atacados con las mismas, muchos de estos casos apoyándose en leyendas urbanas, en caso contados porque le paso lo mismo al amigo de un amigo, y así

Y la lista sigue.

Hoy en día cualquier persona puede ser víctima de una denuncia viral, solo porque la cara no le guste a alguien, o que vea que una actitud supuestamente sospechosa, o porque se le ocurrió, o… tantas cosas.

Si bien es importante estar atento a situaciones de riesgo, también es importante verificar si la denuncia es válida y no salir a compartir algo solo porque hay una historia creíble detrás.
El uso de las redes sociales genera compromiso, hay que saberlas utilizar, no sea cosa que por querer hacer un bien, terminemos haciendo un mal mayor.

Generemos Conciencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*